Mipim 2018: Las ciudades mandan

Ya sabemos que en 2050 más del 50% de la población vivirá en ciudades; hoy lo hace cerca del 30% de los habitantes de la tierra. Y en Mipim 2018, la feria inmobiliaria de más solera mundial que tuvo lugar el pasado mes de marzo, con la presencia de más de 3.000 empresas del sector y una nutrida representación española, tienen claro que hay que vender ciudad. Londres, París, Berlín, y ciudades menores como Múnich, Liverpool o Miami presentaron un diseño claro de lo que quieren como ciudad del futuro, que atraiga inversión y empleo. Madrid y Barcelona se esfuerzan por hacerse un hueco.

En Mipim, la feria de las vanidades por excelencia, el sitio donde hay que estar si uno se dedica al real estate, el mayor networking del sector, también hay hueco para la marca país, que es la que usan economías emergentes como Turquía, o países árabes del petrodólar, para atraer inversiones destinadas a sus proyectos faraónicos.

Estar, hay que estar, y Madrid, toda vez que aparcó durante la crisis y después de la fallida candidatura de las Olimpíadas su presencia, lucha por hacerse hueco de nuevo bajo el paraguas del stand denominado Spanish Cluster, con 200 m2 y el apoyo de organismos como el IcexInvest in Spain, o Sareb, y en alianza con otras ciudades, como Málaga o Murcia.

Entre las empresas privadas que apoyaron este espacio se encontraban la tasadora y valoradora GesvaltDistrito Castellana NorteST Sociedad de TasaciónNeinver o Roca Junyent, entre otras. Barcelona prefiere ir por libre, con su propio stand.

El informe Global Investment Atlas 2018 que presentó allí la consultora internacional Cushman & Wakefield ayudó a generar sensación de que Madrid empieza a colocarse en el radar correcto, no sólo como país de gangas, una percepción que ya se ha ido, como aseguraban a esta revista Ismael Clemente, el CEO de Merlin Properties, o Thierry Bougeard, director general de BNP Real Estate en España.

“En 2017, España ocupó el cuarto lugar a nivel mundial como destino de la inversión inmobiliaria, sólo por detrás de Estados Unidos, Reino Unido y Alemania” según Cushman & Wakefield

En el lado de la inversión, nuestro país ocupó en 2017 el cuarto lugar a nivel mundial, sólo por detrás de Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, y con 10.500 millones de euros desembolsados, el real estate español superó el pasado ejercicio a países como Francia, Japón u Holanda, según el informe.

La feria inmobiliaria, con más de 24.000 participantes, contó con la presencia de 500 empresas de la Península Ibérica, en su mayoría españolas. Esta edición de Mipim ha sido a la que más compañías de este territorio han viajado al salón en la última década, incrementando esta lista en un 25% con respecto a 2017. A ello ha ayudado que, según la organización, de los 5.000 inversores presentes en el salón, 1.200 reconocieran su interés en el mercado español.

Pablo Altozano, viceconsejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, presentó en el stand el portal de suelo autonómico, con todo el suelo disponible para terciario, especialmente destinado a la logística y la ubicación de empresas tecnológicas, en el que quiso destacar los ubicados en la localidad de Arganda del Rey.

Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, defendió el atractivo de la ciudad costera como destino para vivir e invertir, con importantes proyectos de smart cities y con iniciativas relacionadas con las startups, que han ayudado a crear la marca Málaga Valley como punto de innovación. De la Torre hizo hincapié en el proyecto de La Térmica, que sobre los terrenos de la antigua instalación, proyecta un desarrollo urbanístico con varios usos. Murcia acudía por primera vez buscando inversores para distintos proyectos turísticos, que incluyen nuevos desarrollos, transformaciones y la reactivación de hoteles cerrados durante la crisis.

Barcelona también quiso diferenciarse organizando una conferencia para destacar el interés de la región para los inversores. En ella participaron Albert Civit, gerente de Incasòl, la alcaldesa de Gavá, Raquel SánchezCarles Vergara, de IESE Business School, e Ismael Clemente, CEO de Merlin Properties, entre otros, que se esforzaron por insistir en que los proyectos y la inversión se producen cuando no hay inseguridad jurídica ni inestabilidad política. Un “run run” por cierto, que planeaba en cualquier conversación sobre España, y que, como comentaba un directivo, “cansa, porque es muy repetitivo tener que explicar que la seguridad jurídica del Gobierno español está fuera de duda”.

La tecnología vinculada al sector ha estado muy presente en Cannes, hasta el punto que tiene su réplica en feria, MIPIM PropTech Europa, que se celebrará el 20-21 de junio de 2018 en París. En Cannes, Schindlerexpuso su concepto de las ciudades del futuro y una serie de novedades, como MyPort, que permitirá transformar la movilidad dentro de los edificios. También está mejorando sus sistemas de mantenimiento predictivo. Y BNP Paribas Real Estate mostró un sistema holográfico que permite visitar edificios de forma virtual desde ciudades diferentes.

Por otra parte, RICS, la organización internacional de referencia en acreditación del sector inmobiliario, presentó su Tech Affiliate Programme, una iniciativa dirigida a asistir a los profesionales y empresas en su adaptación a los constantes cambios tecnológicos en la industria y participar de la cuarta revolución industrial. “Entre dichos retos destacan las implicaciones éticas de la tecnología y la importancia de la inteligencia artificial para el sector de la construcción o el impacto de las tecnologías emergentes en el futuro de la valoración”, explicó a la revista Javier Kindelán, chairman del grupo de Valoración de Rics España y vicepresidente de CBRE España.

España, fundamentos sólidos

Uno de los eventos clave para la industria española presente en el Mipim fue, un año más, la Spanish Conference. Esta radiografía del sector nacional se realizó en una mesa redonda en la que estuvieron presentes algunos de los mayores actores del real estate en España. Moderada por Roger Pla, socio del despacho de abogados Roca Junyent, la charla contó con la presencia de la directora general de Gesvalt, Sandra DazaHermann F. Montenegro, consejero delegado de Axa Real Estate Investment Managers; José Carlos García de Quevedo, director General de Icex-invest en España; y Fátima Sáez del Cano, directora general de Grosvenor Europe. Además, tomaron parte en la ponencia representantes públicos como Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, y Estibaliz Luengo, directora de Internacionalización de Bilbao Ekintza, que mostraron los proyectos más emblemáticos del momento en su ciudad.

“La Spanish Conference se centró este año en la inversión y nuevos desarrollos en las grandes ciudades españolas, y las oportunidades y retos que estas ofrecen”

La Spanish Conference se centró este año en la inversión y nuevos desarrollos en las grandes ciudades españolas, y las oportunidades y retos que estas ofrecen, precedida por una breve ponencia de Sandra Daza, quien recalcó que el mercado inmobiliario español continúa registrando buenas cifras, acordes a la recuperación económica española.

“La senda positiva de los indicadores macroeconómicos y las perspectivas favorables para 2018-2020, convierten a España en un país con un alto atractivo para el inversor”, afirmó.  Según la directora general de Gesvalt, “ante la escasez de los inmuebles más habituales, los inversores no deberían perder de vista nuevas vías de inversión en otro tipo de activos alternativos que, incluso en sectores de poca volatilidad, pueden ofrecer retornos muy atractivos si se realiza una gestión experta y especializada”.

Por su parte, José Carlos García de Quevedo, director general de Invest in Spain ICEX, comenzó destacando cómo la inversión inmobiliaria superó los 13.000 millones de euros en 2017 y cómo los fundamentales de la economía siguen siendo sólidos.

Dentro de los activos alternativos con un mayor potencial, Sandra Daza señaló a las residencias de estudiantes, al tratarse de un sector con poca competencia, un volumen de negocio de 455 millones de euros y que ha incrementado su volumen de inversión en más de un 1.000%. Esto es debido a que la oferta existente en la actualidad no cubre la creciente demanda y por ello, los inversores obtienen unas rentabilidades que oscilan entre el 6% y 6,5% de promedio.

Las residencias de tercera edad se consolidan como un segmento estable, con poca volatilidad y estacionalidad. Una “interesante oportunidad”, tal y como declaró Daza en su intervención, debido al envejecimiento progresivo de la población española, que lo hacen cada día más necesario.

La directiva de Grosvenor aseguró que “las oficinas y la logística” son dos tipos de activos al alza en España, mientras que el retail “es un negocio que está cambiando continuamente pero que continúa interesando”. Francisco de la Torre explicó las razones por las cuales Málaga es una ciudad “maravillosa para invertir en ella creando oportunidades de empleo, con edificios para oficinas, que puedan captar empresas de vocación tecnológica y del mundo digital”.

Artículo originalmente publicado en El inmobiliario mes a mes

2018-08-01T18:57:45+00:00 mayo 24th, 2018|MIPIM|Comentarios desactivados en Mipim 2018: Las ciudades mandan

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies